Ofertas de trabajo, ofertas de empleo

No, lamentablemente no voy a remediar desde este blog las cifras de paro en España: titulo así porque me apetece postear una curiosidad. Yo sé perfectamente que no hay que tomarse las cifras de la herramienta para palabras clave de Google Adwords ni las tendencias que muestra la herramienta de estadísticas de Google, Insights for search, al pie de la letra, sino que son eso, datos a tener en cuenta en tu estrategia de contenido, cuando estás trabajando las palabras clave.

Pero aun así me he quedado sorprendido al ver que según la herramienta de palabras clave de Google Adwords el volumen de búsquedas de “ofertas de trabajo” fue en diciembre de 2009 para Español, España, de 1.000.000 de búsquedas en concordancia exacta, mientras que “ofertas de empleo” tuvo 368.000, cuando si haces la comparación en Insights for Search la línea de tendencia da en diciembre más volumen de búsquedas a “ofertas de empleo”.

¿Masters del universo?

No, eran de Madrid. Hace un tiempo hicimos SEO para el sitio web de una escuela de negocios. Esta escuela ofrece masters. Estos masters son presenciales. Y estos masters son en Madrid. A nosotros nos pareció que igual una palabra clave importante era “masters madrid”, a pesar de ser conscientes del torneo de tenis con el que compartíamos keyword. Añadir el localizador geográfico tenía mucho sentido en este caso.

Y lo cierto es que el cliente se mostró de acuerdo en que era una palabra clave importante. El problema se dio cuando tras mover la web a un buen CMS seo friendly del SEO de Vancouver (que era un primer paso ineludible porque funcionaban con plantillas cutres) nos pusimos a optimizar los contenidos. Cuando optimizo contenidos en un sitio web estudio detalladamente TODA la web del cliente, pido acceso a todos los materiales disponibles en CDs, PDF, vídeos promocionales… Necesito hacerme una idea clara de qué vende el cliente, cuál es su valor con respecto a la competencia, etc. Podéis creerlo o no, pero en la web en ningún caso se explicitaba que los masters fueran en Madrid. En otros materiales sí, pero no en la web.

Así que llamé a la responsable de marketing y tras cerciorarme de que todos sus masters eran presenciales y eran en Madrid, le pregunté: “¿y cómo es que no aparece en la web?” Os aseguro que no había mala idea en mi pregunta, no sé, simplemente pensé que tal vez había algún motivo que se me escapaba. Su respuesta me dejó helado: “Hombre, la gente ya sabe que nuestros masters son en Madrid, y si no llaman por teléfono y se lo digo”. No tengo palabras.

Como no me rindo fácilmente, y también porque a pesar de esta conversación ella reconocía que era una keyword importante y quería que el sitio web posicionara por ella, introduje la keyword allí donde debía: en multitud de titles, H1 y contenido de muchas páginas, por ejemplo la página principal de cada uno de los masters.

La reacción de la responsable de marketing fue: “Hay alguna manera de posicionar para esta palabra clave sin que parezcamos tontos o sin que quien entre a leer esto piense: ¿a estos tíos qué les pasa??” Todo es opinable, pero francamente todavío creo que mis textos no eran keyword stuffing y que me limitaba a dar información a la vez útil para usuarios y buscadores.

En fin, los resultados ahí estuvieron: de no posicionar nada pasó a estar en las 3 primeras posiciones de Google.es durante meses. Ahora sí, una vez nuestro trabajo finalizó el efecto disminuyó y el sitio web aparece en la página 3 e incluso 4 para esta keyword, pero esa ya es otra historia: tras finalizar el proyecto SEO pensaron que lo tenían todo hecho, y yo no me cansaré nunca de decir a los clientes que el SEO no se acaba y ya está: la competencia se mueve, tienes que publicar contenidos nuevos, puede que te interese posicionar para nuevas keywords, sacarás productos nuevos, etc. En fin, si tu empresa está viva no frenes tu inversión en SEO: el posicionamiento en buscadores también requiere mantenimiento.

De penalti y en el descuento de la prórroga

Yes, we can! Sí, lo hemos conseguido (bueno, vale, no todo, pero casi). Tal como comenté en mi primera entrada en este blog, un cliente nos planteó en octubre el siguiente ultimátum: o salgo en primera página de Google para las tres palabras clave que de verdad me interesan o… (terminad la frase vosotros). Posicionamiento en buscadores bajo presión, nada nuevo.

Finalmente lo hemos conseguido para dos de las tres palabras clave, fundamentalmente con link building pero también con mejoras propuestas en el propio sitio web (algo más de texto en la página de inicio, mejora de la velocidad de carga, enlaces internos, entre otros). Y eso sí, ha ido justito, aún sufríamos en la última semana del año.

En fin, que estoy contento, y el cliente también: no cumplirá la amenaza y ya nos ha solicitado ideas para el primer trimestre, así que a seguir trabajando.

Web en primera posición con servidor seguro

Para LA keyword más importante del sector de los seguros de coche, es decir, “seguros de coche”, aparece por primera vez en Google.es como primer resultado Lineadirecta.com, en lugar de Arpem u otro comparador de seguros, que era lo más habitual en el último año y medio.

El caso es que lo posteo por dos motivos: estoy convencido de que esto se debe al advenimiento del nuevo cambio en Google, es decir a que ya empieza a hacer efecto caffeine, y también en segundo lugar porque son muy poquitos los sitios web que están en primera posición para la keyword más importante de su negocio y que al mismo tiempo sean https://, es decir, bajo servidor seguro. También está el caso de Openbank para la palabra clave “banco online”.

Así que ahí espero vuestros comentarios. ¿Empezáis a notar el caffeine? ¿Algún otro caso de web con servidor seguro que sobresalga en palabras clave muy competidas?

Estrategia de contenido

Allá por 1998, cuando empecé a trabajar en una empresa de Internet que hacía páginas web, mi jefe (que era quien programaba) consiguió una entrevista con un peluquero de los famosos de Barcelona para convencerle de hacer una nueva web (tenía un sitio web muy simple incluso para entonces, un par de páginas de información corporativa).

A esa entrevista fuimos mi jefe y yo, y en ella ese peluquero divo quiso conocer nuestros perfiles. Cuando le comenté que yo era periodista me escupió: “¿Y tú qué haces aquí? Este no es tu terreno. ¿No estás meando fuera de tiesto?” Ya estaba habituado a este tipo de preguntas, aunque normalmente hechas con más educación, así que le respondí: “Para que se publique un sitio web hace falta un programador que lo cree, ¿verdad? Sí, dijo. Y para que tenga una estética adecuada hace falta un diseñador, ¿no? Sí, volvió a decir. Vale, dije yo, ¿y quién dice qué contenido hay que poner y cómo? Y claro, ahí ya lo entendió.

A día de hoy sigo pensando que hace once años, sin saberlo exactamente, estaba definiendo mi profesión. A ratos me da la sensación de que soy un periodista online (cuando los clientes me piden que cree contenido de actualidad para ellos), a ratos hago tareas de SEO (que es para lo que fundamentalmente me paga mi empresa) y en otras ocasiones debo crear una estrategia donde no la hay (qué contenido ponemos dónde, cómo, cómo lo interrelacionamos, qué forma le damos, ¿es necesario crear una guía de estilo?, etc. etc.) En esos casos no estoy simplemente creando contenido, lo que estoy haciendo es estrategia de contenido.

Es más que copywriting, porque tienes que tener perspectiva y tener en cuenta todo el resto de elementos de contenido que van a relacionarse con la pieza que tú estás creando en ese momento.

El SEO de Vancouver me ha descubierto este muy buen artículo sobre Content Strategy en el que Rachel Lovinger hace una definición que me parece acertada: “content strategy is to copywriting as information architecture is to design”, es decir, la estrategia de contenido es al copywriting lo que la arquitectura de la información es al diseño.

Más en próximos posts.

¿Dónde está el Quijote del SEO?

Hace medio año hice la madre de todas las optimizaciones de contenidos: optimizamos un sitio web bastante cargado de contenidos en español, inglés, francés, italiano y alemán. Bueno, no es que yo sepa italiano o alemán, lo hicieron compañeros míos, y el español corrió a cargo de dos compañeros míos y mi jefa. Pero sí me encargué yo solito del inglés y francés.

¿Resultados? No buenos, por ser suaves. A pesar de haber optimizado titles, encabezados, URLs y texto las páginas no han mejorado lo debido para las palabras clave que interesan. El caso es que llevo los seis meses pensando en qué es lo que hemos hecho mal, hasta que el otro día Jose descubre que pese a todas nuestras recomendaciones previas, hay un listado de dominios con contenido duplicado, toda la web de hecho (y URLS indexadas) para varios idiomas.

La verdad es que en momentos así me acuerdo de cuando Gabriel García Márquez le dijo a Bill Clinton que leyera mucho el Quijote, porque en él estaban todas las respuestas. ¿Dónde está el Quijote del SEO? Y sí, yo ya he leído el Quijote y lamentablemente (o no) de SEO no habla.

Enfermo de SEO: la web sobre la enfermedad no me posiciona en buscadores

Enfermo de SEO.  Así se me queda la cara con la situación que os pongo a continuación. Estoy trabajando el posicionamiento en buscadores de un sitio web de una farmacéutica sobre una enfermedad determinada. El sitio web es  muy sencillo: unas pocas decenas de páginas estáticas, de las que hemos podido optimizar textos, title, metadescription y URLs, además de trabajar un poquito la estructura.

Eso sí, sigue teniendo problemas de SEO técnico: no hay redirección de la versión -www hacia la versión sin ellas (o al revés), tiene todo el contenido duplicado en varios dominios, entre otras lindezas de las que están avisados pero que de momento sus técnicos no solucionan. ¿Por qué posteo esto, que es una situación de lo más normal en el sector? Para ver si alguien me puede ayudar con lo siguiente. Resulta que el sitio web posiciona en primera página de resultados de Google para todas las combinaciones importantes del tipo: “enfermedad específica + keyword chula”. Ejemplos:  “enfermedad causas”, “enfermedad diagnóstico”, “enfermedad prevención”, “enfermedad vacuna”, etc. etc. etc. Y además para estas búsquedas el resultado que aparece en Google es muy bueno, porque no es la Home, es la página concreta que habla de eso: las causas, el diagnóstico, etc.

Sin embargo, para la búsqueda “enfermedad” (y me refiero a la enfermedad concreta, listillos, no a la keyword literal “enfermedad”) no posiciona más que en el puesto 80 (el mejor puesto llegó a ser el 35 hace unas semanas). No lo entiendo: en la Home Page hay texto, está optimizado y los elementos a tener en cuenta para SEO no difieren en exceso de las páginas interiores. Y no solo eso, sino que además, para rematar, esta página está en diversos idiomas y para la práctica totalidad de todos ellos para la búsqueda concreta ceñida a la enfermedad en los respectivos Google de cada país la Home aparece en primera página de resultados. ¿Por qué ocurre esto con la página en español en Google.es? Ni idea.

Si no lo perdemos como cliente y algún día lo averiguo prometo postearlo. Mientras tanto,  si a alguien le ha pasado esto o algo parecido gracias por comentar su experiencia.

¿Paginamos o no follow?

¿Qué hacer desde un punto de vista SEO cuando disponemos de un listado de noticias que presenta de la más reciente a la más antigua y que tiene un paginador para que cada página muestre un número máximo de noticias? Podemos trabajar bien el Title y el H1 de la primera página pero, ¿y las siguientes? Dos de las respuestas más extendidas son:

  1. Permitir la indexación de las páginas siguientes, modificando el title, sencillamente incluyendo al final (Página 2), (Página 3), etc.
  2. Usar no follow para que el contenido no entre en competencia con la primera página, la que tiene la información fresca.

A simple vista los dos métodos tienen puntos fuertes y débiles, y las dos opciones se pueden ver con facilidad en Internet. La solución 1 permite la indexación de todos los contenidos, y la 2 en teoría refuerza el peso SEO de la página principal del listado de noticias. A mí el concepto de no follow no me gusta demasiado en sitios web comerciales así que ya imagináis mi elección, pero ¿qué haríais vosotros respeco al posicionamiento en buscadores de estas páginas? El experto en anaitica web opina también que mejor indicar los números de página en el title.

¿Qué hacemos con los usuarios curiosos?

¿Cuál es para vosotros la mejor forma de tratar la curiosidad de los usuarios cuando deciden comprobar a ver qué hay en un directorio superior a la página que están visitando? Es decir, que están por ejemplo en http://sitioweb.es/noticias/noticia-bomba1.html y deciden probar en su navegador a ver qué se carga en http://sitioweb.es/noticias. Las posibilidades son varias:

  1. No hacer nada,  es su problema, no haberse pasado de listo.  Si quiero que vaya allí ya pondré la página en la estructura y link desde la Home
  2. En este tipo de páginas incluir listados de ítems. En el caso que he puesto antes habría un listado de las noticias.
  3. Hacer redirección 301 hacia una página lo más similar posible al contenido que busca el usuario o a la Home Page
  4. Mostrar una página 404 personalizada con enlaces a páginas relevantes del sitio.

¿Vosotros qué solución adoptáis? ¿Alguna otra idea aparte de las que sugiero aquí?

Pablo hace magia

Llevamos meses trabajando la reputación online de un cliente (una empresa de seguros, distinta a la de mi post anterior) y una de las acciones que hemos llevado a cabo ha sido dar de alta todas sus oficinas en Google Maps. ¿Por qué consideramos esta una acción de reputación online cuando parece más una acción SEO, relacionada con las búsquedas locales? Porque si conseguimos que aparezca el mapa como primera posición en Google no solo le ganas una posición a un mal resultado en la primera página de resultados de Google, sino que visualmente los siguientes resultados “bajan” mucho y puede que el mal resultado, aun estando en primera página, quede fuera del primer pantallazo.

El caso es que la mejora para SEO había ido bien pero para reputación online no tanto, porque para la búsqueda “nombreempresa + localizador geográfico” sí salía como primer resultado el mapa correspondiente, pero al buscar únicamente “nombreempresa” nunca salía el mapa. Hasta hoy, en que mi compañero Pablo al llegar esta mañana al trabajo ha hecho la búsqueda “nombreempresa” y ¡Ooooooohh! ahí estaba en primer lugar de la lista de resultados de Google.es el mapa de una de las oficinas de Barcelona de esta empresa. Y no solo eso, sino que además si haces la búsqueda “nombreempresa” desde Madrid aparece en primera página de resultados el mapa con una de las oficinas de Madrid. O sea, que aunque hagas la búsqueda sin personalizar ni estar logado en Google, el buscador te geolocaliza a ti y te planta el mapa. En cualquier caso, fenómeno para la reputación online de la empresa. ¡Gracias Pablo por animarme de buena mañana!