La era del free traffic

Estamos permanentemente conectados a Internet a través de dispositivos varios, móviles, tablets, sobremesa en casa, en el trabajo…Y hacemos muchas búsquedas de información cada día en todos ellos: en Google, en el buscador de nuestro dispositivo, en la barra de navegación de los navegadores, en la app store o en Google Play, en apps de móvil…

Cuando al final accedemos a un sitio web, en muchas ocasiones esa visita no contará como tráfico orgánico. Por muy diversos motivos: porque los navegadores móviles no transmiten bien la información del referidor o porque en determinados casos, como en el caso de la búsqueda en el buscador del propio dispositivo (por ejemplo un iphone), el tráfico será contabilizado como directo. Otro ejemplo: ¿cuántas veces empiezas a escribir en la barra de navegación el nombre del sitio al que quieres ir y como te aparece el autocompletar lo pulsas y acabas yendo a la página? Ese tráfico será contabilizado como directo, pero podría ser perfectamente categorizado como tráfico orgánico, ya que existe intención de búsqueda.

Y este efecto de autocompletar y acceder directamente a los sitios y de búsquedas en el propio dispositivo está aumentando con el paso de los meses y años, porque ahora ya estamos en que la mayoría de los sitios ya tienen más sesiones desde móvil que desde escritorio, así que es muy probable que el tráfico SEO de cualquier sitio esté bajando en el último año.

En realidad, a mí me parece que da igual si es tráfico SEO o directo, se trata de verlo como un cliente interesado en la marca, y una visita voluntaria y no “incentivada”. Por tanto, parece que ha llegado el momento de unir a directo y SEO como una única fuente de tráfico, “free traffic”.

El experimento de Groupon

Groupon hizo un experimento hace ya dos años con el que pudo probar que, para un sitio web que tenga un 50% de visitas desde móvil (caso de muchos ya actualmente), el 60% del tráfico a URLS “largas” (páginas profundas en directorios) que en Google Analytics se reportan como tráfico directo son en realidad tráfico orgánico. Eso es un montón de tráfico, una magnitud demasiado relevante como para obviarla, y que puede perjudicar decisiones de negocio tomadas a la ligera. Por tanto, parece relevante unir estas dos fuentes de tráfico en una única, aun con desglose para seguir la evolución de los pesos.

El experimento de Groupon no admite dudas: para probar su teoría (que mucho tráfico SEO era atribuido a directo) desindexaron completamente y de forma voluntaria su sitio web de Google durante 6 horas. Y lo que vieron fue una caída de tráfico en las URL largas del sitio web de casi el 100% desde Google (lo esperado) y una caída de tráfico directo a esas URL del 60% también en esas 6 horas. Y esa es la prueba, no hay más: el sitio web estaba activo, y todo el tráfico directo de verdad accedía a él sin problemas: esa caída del 60% solo puede explicarse porque en realidad no se trata de tráfico directo sino de tráfico SEO.

Bienvenidos a la era del free traffic.

Publicado por

Gonzalo Arrabal

Trabajo en Desigual, como Traffic Acquisition Manager.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *