¿Dónde está el Quijote del SEO?

Hace medio año hice la madre de todas las optimizaciones de contenidos: optimizamos un sitio web bastante cargado de contenidos en español, inglés, francés, italiano y alemán. Bueno, no es que yo sepa italiano o alemán, lo hicieron compañeros míos, y el español corrió a cargo de dos compañeros míos y mi jefa. Pero sí me encargué yo solito del inglés y francés.

¿Resultados? No buenos, por ser suaves. A pesar de haber optimizado titles, encabezados, URLs y texto las páginas no han mejorado lo debido para las palabras clave que interesan. El caso es que llevo los seis meses pensando en qué es lo que hemos hecho mal, hasta que el otro día Jose descubre que pese a todas nuestras recomendaciones previas, hay un listado de dominios con contenido duplicado, toda la web de hecho (y URLS indexadas) para varios idiomas.

La verdad es que en momentos así me acuerdo de cuando Gabriel García Márquez le dijo a Bill Clinton que leyera mucho el Quijote, porque en él estaban todas las respuestas. ¿Dónde está el Quijote del SEO? Y sí, yo ya he leído el Quijote y lamentablemente (o no) de SEO no habla.