Hay que aprender a buscar

Me gano la vida como consultor SEO, es decir, ayudo a sitios web a posicionar bien en resultados de buscador para que tengan tráfico y vendan más. Eso quiere decir, entre otras muchas cosas, que tengo que ponerme en la mente del cliente potencial de estas organizaciones, para entender cómo pueden estar buscando esos productos y servicios. Eso requiere hacer investigación de palabras clave. Porque los sitios web van a tener que usar esas palabras en sus contenidos.

Dicho esto, hoy me apetece darle la vuelta al tema. Y hablar de los usuarios, de las personas, de cómo utilizamos los buscadores. Porque desgraciadamente los buscadores todavía no son buenos respondiendo a preguntas hechas en lenguaje natural, dan buenas respuestas cuando utilizamos palabras clave. Y aunque por mi profesión me parece obvio, no es sencillo: para muchas personas es muy complicado trasladar la pregunta que tienen en la cabeza a palabras clave que les permita obtener resultados que contesten bien a su pregunta en buscadores.

Y aunque está muy extendida la creencia de que son las personas de más edad las que más problemas tienen al usar buscadores, por su menor familiaridad con las nuevas tecnologías, lo cierto es que yo en mi entorno lo que veo es que las carencias en capacidad de uso de los buscadores no tienen edad, y hay muchos adolescentes también limitados a la hora de encontrar información útil o documentarse sobre cualquier tema.

Escribo hoy sobre este tema por dos motivos: el más importante, que llevo tiempo dándole vueltas a esto, y tengo en mente crear un taller para poder darlo en el colegio al que va mi hijo. Probablemente no ahora, tiene 5 años, pero sí de aquí a un par de años. Y poder contribuir un poco a que tanto él como sus compañeros busquen de forma más eficaz cuando utilicen buscadores. Y el segundo motivo es que he encontrado un estudio interesante sobre este tema. El estudio se llama Adolescent Search Roles y se ha publicado en el Journal of The American Society for Information Science and Technology.

jackson
Michael Jackson en 1983 y en 2009: no es lo mismo

Recomiendo la lectura del estudio completo, es interesante, pero para comentar en este post me quedo con el análisis del estudio sobre cómo los adolescentes se las arreglaron con la búsqueda más compleja que se les propuso en el estudio: ¿Cuándo fue más popular la música de Michael Jackson, en 1983 o en 2009, y por qué?

¿Por qué es esta una búsqueda compleja? Bueno, hay diversos motivos; el más relevante, que encontrar una respuesta válida requiere necesariamente de varios pasos. El éxito en la investigación de la respuesta a esta pregunta se puede plantear en 4 fases: si se es capaz de refinar la búsqueda tras un primer intento, si existe la iniciativa por parte de la persona de convertir el concepto “popular” en algo medible (ventas, presencia en listas de éxito), si existe una capacidad de plantearse la fiabilidad de las fuentes de información y si se llega a realizar una comparación de datos entre los años especificados.

La pregunta tiene su miga: 1983 es el año en que se registraron las mayores ventas de Thriller, el disco más vendido de toda la historia; pero 2009 fue un año de tremendas ventas de discos de Michael Jackson, debido a que fue el año en que murió.

¿Cómo se les dio a los adolescentes contestar a esta pregunta con la ayuda de los buscadores? De los 38 adolescentes (entre 14 y 17 años) que participaron en el estudio, un 42% fue capaz de dar una respuesta satisfactoria. El promedio de búsquedas para encontar una respuesta fue de 2,1 y visitaron 1,9 páginas.

Detalles interesantes: el 18% de los adolescentes utilizó lenguaje natural en el buscador, usando la misma frase o similar de la pregunta. Y no obtuvieron resultados concluyentes. El 50% no modificó el concepto “popular” para convertirlo en algo medible. Y tampoco obtuvieron respuesta a la pregunta. Por último, un 39% de los adolescentes al finalizar su búsqueda dieron una opinión no basada en una comparación entre los años especificados en la pregunta.

En resumen: buscar no es tan fácil como parece, y desde luego nadie nace enseñado: quienes tenemos la suerte de tener esa facilidad por el motivo que sea, por ejemplo que se trata de una actividad muy relacionada con nuestra profesión, podemos ayudar a quienes nos rodean. Hoy día, no saber utilizar bien los buscadores es estar muy limitado, una forma de analfabetismo digital que te puede limitar mucho en tus posibilidades de desarrollo, tanto personal como profesional.

A todo esto, ¿cuándo creéis vosotros que fue más popular la música de Michael Jackson, en 1983 o en 2009, y por qué?